HOLA MARTÍN - ESTILO DE VIDA

8 Consejos Para Lucir Muy Bien En Las Fotos

Por:
Martín Llorens

1. Aprende de tus fotos y practica: Observa tus fotografías familiares, con los amigos, la del carnet de conducir y sé muy honesto contigo mismo. ¿Te reconoces? ¿A quién ves? ¿Te gusta la imagen que das? Observar es el primer paso para mejorar.  Corrige lo que no te gusta y prueba de nuevo otra postura, una sonrisa, otra ropa.

 2. Relájate: Es importante que siempre estés tranquilo o tranquila para que no se vea reflejado en la foto una cara con nerviosismo. Recuerda que solo es una fotografía y que es importante poner de tu parte todo lo que puedas, para después no lamentarte de lo mal que luces. Intenta pensar en algo positivo, algo que te haga reír. Cuenta una historia al fotógrafo o imagínate algo divertido.

3. Sonríe con naturalidad (3/4 de sonrisa): Natural significa sin pretensiones, sin artificialidad. Sé tú mismo pero ni te pongas serio ni exageres. Una sonrisa forzada no se ve bien y se nota en la foto. Piensa en algo bonito que te haya pasado recientemente para que salga esa sonrisa natural. Recuerda que el mejor accesorio de la belleza es una bonita sonrisa.

4. Cubre las partes que no te gustan: Ya sea en tu cara o en tu cuerpo, tienes la opción de corregir las partes que no te gustan. Por ejemplo, si tienes problemas en la piel (arrugas, granitos o brillos) siempre puedes utilizar maquillaje para corregir las imperfecciones. Si no tienes un fotógrafo profesional con luces, utilizar luz natural que te de en la cara y si es posible siempre usa el flash de tu cámara fotográfica. En cuanto a tu cuerpo, siempre puedes utilizar la ropa o algún accesorio para evitar que se vea.

5. Luce más delgado en la foto: Utiliza los colores más oscuros para lucir más delgado, rayas verticales y ropa entallada que te haga lucir bien. También adopta una postura bien recta y coloca un pie ligeramente por delante del otro. Tira los hombros para atrás, saca el pecho hacia afuera y mete ligeramente la barriguita hacia adentro. Estira un poquito el cuello hacia la cámara y aparta los brazos del cuerpo.

6. Cuidado con tus ojos: No cierres los ojos con el flash o si hay mucha luz. Dile a quien tire la foto que cuente hasta 3 para que estés preparado y mantener los ojos bien abiertos. De ese modo, puedes dejarlos cerrado y cuando oigas el 3 los abres y verás que ojos más abiertos tienes en las fotos. Para que no te salgan los ojos rojos en las fotografías es importante que ajustes bien el flash de la cámara. También es bueno mirar un poco por encima de la lente de la cámara en lugar de directamente a la lente. Otro remedio para evitar ojos rojos es mirar fijamente a una luz fuerte y luego mirar rápidamente a las lentes. Si aun así tienes ojos rojos, existe un programa informático que se llama Photoshop y que hace maravillas. Si no sabes utilizarlo, pregunta a un amigo o dile al fotógrafo que te corrija los ojos rojos.

7. No dejes que te tomen la foto desde abajo: Si te toman la foto desde abajo todo se vera enorme y también lucirás doble barbilla. Para solucionarlo solo tienes que estirar ligeramente la cabeza hacia adelante y doblarla un poquito hacia abajo. Asegúrate que la cámara o la lente este al mismo nivel de tus ojos.

8. Disfruta del proceso: Solo es una fotografía y un recuerdo bonito. Tranquilízate, no es el fin del mundo. Si estás seguro de ti mismo, lucirás muy bien. Si no te gustan tomar fotos, entonces tienes que tomar un poco de tiempo para ver qué cosas tienes que cambiar en tu vida (nutrición, ejercicio, ropa, etc.) para sentirte a gusto. Recuerda que la foto es solo la imagen que das. Si no te gusta, tienes que hacer algunos cambios en tu vida, pues con o sin foto, tu eres responsable de tu propia imagen. Las fotografías dicen mucho de nosotros, de cómo nos sentimos y quiénes somos. Utiliza las fotos para seguir mejorando y dejar recuerdos bonitos de tu paso por este mundo.

Background Image