HOLA MARTÍN - ESTILO DE VIDA

Image

ALTERACIONES DE ESTILO

Por:
Martín Llorens
Foto:
onesandzerosfashions.com

Uno de mis secretos de estilo para que la ropa me quede a la perfección es acudir a mi sastre. Ya seas delgadito y pequeño como yo,

o más grande y robusto, siempre tendremos que hacer pequeñas alteraciones a la ropa para que nos quede a la medida y lucir entonces como un millón de dólares. Aquí tienes los consejos de ‘Hola Martín’:


  1. Entrepierna grande
    Tanto para las mujeres como para los hombres la entrepierna en los pantalones tiene que estar cerca de nuestros órganos genitales sin apretar. Si te están colgando los pantalones quiere decir que posiblemente no los tengas bien puestos en la cintura o que tengan demasiado material y el sastre te puede ayudar a recogerlo un poco. Pero si tu pantalón te queda muy apretado y se crean arrugas ya no se podrá arreglar y no es una buena presentación.

  2. Hueco en la espalda
    Una de las mayores frustraciones de las mujeres cuando se prueban pantalones es el hueco que se crea en la espalda si tienen una cintura estrecha y caderas más ancha. Esta alteración es muy fácil de hacer y con unas simples puntadas el pantalón te quedará espectacular.

    To Uncertainty And Beyond

  3. Hombros caídos
    Los hombros caídos, tanto en camisas, polos y sacos te dan un look decaído y sin arreglar. La costura de los hombros tiene que estar justo en la parte exterior de tus hombros, si te cae por debajo de los hombros trata una talla menos o si es la única opción pues te queda bien en el resto del cuerpo entonces acude a un sastre para que te los suba. Es una alteración muy sencilla.

  4. Unos kilitos de más
    No hay peor imagen que los botones estén a punto de explotar y se vie huequitos de piel por su camisa. Si has engordado unos kilitos de más busca una talla más y ponte a hacer ejercicio y comer sano. Si sólo es un poquito y la blusa o camisa te sigue quedando bien una opción que tienes es utilizar una tirita de velcro para asegurar que no se vea la apertura.

    ivillage.ca

  5. Sacos anchos y grandes
    A veces encuentras un saco que te gusta mucho y te cierra y queda bien en los hombros pero se abre a mitad de torso o tiene mucho largo. No te preocupes, muchas veces un buen sastre te puede entallar el saco para que te quede más ajustadito y cortártelo a la altura que lo desees. Tendrás que tener cuidado que el saco tenga espacio debajo de los hombros y no tenga los bolsillos muy caídos, pero se puede arreglar. El largo de la manga en los trajes de hombre tienen que cubrir la muñeca pero sin llegar a la mano.

    maurilioamorim.com

  6. Camisas anchas
    Lo peor que tanto un hombre como una mujer con torso pequeño pueden llevar son camisas anchas. En lugar de lucir delgados, lucirán más grandes, desarreglados y con poco estilo. Trata de comprar camisas más entalladas a tu torso y sin pliegues en la espada, o le pides al sastre que te las arregle según tu medida. Personalmente hasta las camisas de talla pequeña muchas veces me quedan grandes y por lo tanto me arreglan el largo de la manga, los laterales y el largo de la camisa.

    jin1128.hubpages.com

  7. Pantalones
    Los pantalones son los más fáciles y populares de arreglar si te quedan largos. Ya sean jeans o unos pantalones de vestir, el largo a tu medida es esencia para lucir alto, delgado y con estilo. En el caso del hombre pruébatelos siempre con el zapato que los vas a usar y el largo tiene que llegar hasta cubrir la mitad del tacón. En el caso de las mujeres el largo del pantalón varía según el zapato. El pantalón nunca puede tocar el suelo.

    onesandzerosfashions.com

  8. Sin arreglos
    Por último, si alguna prenda no puedes abrocharte, no te cierra o te marca mucho la piel hasta crear rollos, quiere decir que no es tu talla correcta y tienes que probarte una talla más. No te obsesiones por los números de tu talla (pues cada diseñador y marca siguen diferentes parámetros), sino por como la ropa te quede en el cuerpo.


Background Image